Páginas

martes, 16 de septiembre de 2014

TARTA MOUSSE DE NESQUIK DE FRESA

Estamos viviendo una locura mediática estos días con aplicaciones para móviles, publicaciones en páginas chulas, visitas de gente interesada en el blog.... MUCHAS GRACIAS a todos por vuestro cariño y ayuda con este humilde proyecto. Y para endulzar los agradecimientos:




INGREDIENTES

     - 250 gr. de Galletas
     - 150 gr. de Mantequilla
     - 100 gr. de Nesquik de Fresa
     - 200 ml de Nata
     - 100 gr. de Azúcar
     - 350 gr. de Queso para Untar (2 tarrinas de San Millán 0%m.g.)
     - 1 sobre de Gelatina Neutra en Polvo (equivale aprox.a 6 hojas de Gelatina Neutra)
     - 100 ml. de Agua

ELABORACION

Esta es una de las tartas más fáciles y rápidas que he hecho nunca, y el resultado es bastante curioso para presentar en la mesa. 
Yo hice dos tipos de tarta diferentes, una grande con forma de corazón y varias pequeñas de ración individuales.
 
Para sostener nuestra tarta vamos a hacer una base de galleta muy sencillita. Yo he utilizado una marca de galletas del LIDL que se llama: Relieve (Opey).

Machacamos las galletas mucho, ya sea con un rodillo dentro de una bolsa resistente, o mejor aún con el robot picador; lo importante es que quede galleta en polvo. Y a partir de aquí no os compliquéis la vida, no hace falta meter al horno las galletas ni nada, eso lo vamos a hacer con el microondas. Fundid la mantequilla en el microondas hasta que esté líquida, pero vigilad que no se queme, a mí me tardó apenas 1 minuto a máxima potencia. 

Mezclad el polvo de galleta y la mantequilla fundida y extended la mezcla por el fondo del molde, bien apretadita, y a la nevera. Si es posible mejor que enfríe durante una hora larga antes de verter nada encima.

Mientras se enfría la base en el frigorífico, vamos mezclando la nata con el azúcar y el Nesquik de Fresa. Cuando esté todo homogéneo, rosa y montado (al final lo que estamos haciendo es nata montada con Nesquik....). Añadimos las dos tarrinas de queso de untar y batimos de nuevo con suavidad hasta que esté todo integrado. 
En este punto recomiendo encarecidamente "meter el dedo" para probarlo...jejeje, 
¡SABE COMO LOS PETIT SUISSE!

Mezcla la gelatina en polvo con  el agua y al microondas, en tandas de 30 segundos, a máxima potencia y removiendo entre "calentón y calentón" hasta que esté bien disuelta en el agua (dos o tres veces al microondas, más o menos).
 
Añade la gelatina a la mezcla anterior e intégralo todo muy bien. Si has utilizado hojas de gelatina (hidratadas y escurridas) en vez de gelatina en polvo, pasa toda la mezcla por la batidora para que no queden grumos.

Esa es la mezcla final de la tarta. Asegúrate de que la base de galleta ya está endurecida y vierte la mezcla sobre ella.

Necesitará reposar toda la noche en el frigorífico. Esta tarta es para tenerla hecha del día anterior en la nevera.

Yo decoré mis tartas con gelatina de fresa y escamas de chocolate blanco por encima, pero, una vez que compruebes que la tarta ha cogido consistencia, puedes decorarla con fruta natural, chocolate, bolitas de azúcar....

Solo tienes que asegurarte de que ya se ha enfriado antes de añadir cualquier cosa sobre la tarta. 

Sobre todo si es gelatina, en ese caso, espera a que empiece a enfriarse la gelatina y viértela con ayuda de una cuchara y mucho cuidado por toda la superficie. Si la vuelcas directamente desde el cazo, el calor y el peso en un solo punto pueden hacer que se deshaga todo el trabajo anterior. 
 
TRUCO: Si habéis utilizado un molde metálico y la gelatina decorativa parece muy pegada a las paredes, podéis pasar el soplete por la parte exterior del molde para calentarlo ligeramente y se desmoldará sin riesgos.





1 comentario: